Olvido imperdonable

Cuando faltaban tres o cuatro kilómetros para terminar el entrenamiento me he dado cuenta de que había olvidado ponerme tiritas en los pezones y éstos me iban escociendo cosa fina. Ha sido un error imperdonable, ahora estoy lamentando el olvido.

El entrenamiento de hoy consistía en ir a ritmo de maratón durante unos cuantos kilómetros, en concreto había pensado en hacer unos diez u once kilómetros a ritmo M. Después de cuatro kilómetros de calentamiento, empezaba lo bueno. Y reconozco que me ha costado coger el ritmo y luego no es que fuera muy cómodo por debajo de 4:30. Sigo pensando que no voy a poder con los 4:25 durante 42 kilómetros… En este enlace de Garmin Connect se puede ver el detalle del entrenamiento y el ritmo llevado en esos kilómetros centrales del entreno.

Al contrario que la semana pasada que me pesé después de correr, he vuelto a pesarme antes de la carrera, para tener todos (o casi todos) los datos consistentes. Hoy marcaba 67,2 kg, parece que los 67 son una barrera infranqueable.

Almendro en flor
Ya están los almendros en flor, la primavera está cerca

Por cierto, hoy cumpliría mi padre 73 años.

2 comentarios en “Olvido imperdonable

  1. Macu

    Hola Miguel Angel, que sepas que el Sábado cuando nos vistes en parque sur estaba tan metida en mi mundo que ni me entere que eras tu quien nos saludabas, lo siento.

Los comentarios están cerrados.