Más deprisa, más deprisa

Siguiendo jugando con el Forerunner 405 hoy he introducido un entrenamiento de cambios de ritmo utilizando el programilla de Garmin conocido como el Training Center. Cuando escribo estas líneas leo que existe un programa gratuito mucho mejor que es el SportTracks, que habrá que probar.

El problema es que no he tocado los ritmos que vienen por defecto y en la zona que el programa llama SPRINT la velocidad máxima y mínima eran muy exigente, así que cuando iba a tope, a un ritmo aproximado de 3:45 el relojito no paraba de pitar y decir «Más deprisa». He acabado un poco harto del mensaje subliminal.

Hoy el grupo se ha escindido nada más empezar. El grueso optó por ir a la Caja Mágica y sólo Emilio el hombre radiactivo y yo nos quedamos en Pradolongo haciendo los cambios de ritmo.

El entrenamiento consistía en hacer cuatro kilómetros de calentamiento a ritmo tranquilo y luego hacer cinco cambios de ritmo haciendo tres minutos fuertes y minuto y medio de recuperación. Y para terminar, quince minutos de enfriamiento.

Los cambios de ritmo no me han salido mal del todo, aunque el cuarto ha sido algo flojo. La verdad es que no me ha costado demasiado ir a ritmos cercanos a 3:45 y es que una vez más me doy cuenta de que lo mío es más la velocidad que el fondo…

Cambio Espacio recorrido Ritmo Ritmo máximo
1 0,71 km 4:14 3:45
2 0,75 km 4:00 3:29
3 0,77 km 3:54 3:17
4 0,76 km 3:58 3:26
5 0,79 km 3:48 3:22

Un buen entrenamiento en el que hemos quedado bastante satisfechos tanto Emilio como yo y lo mejor es que ¡ya casi ha habido luz durante todo el entreno!

2 comentarios en “Más deprisa, más deprisa

  1. emilio 2 pradolonguero

    ke buenos esos cambios de ritmo , si los vas a hacer proximamente cuenta conmigo , pues esos ritmos en ese tiempo los tengo al alcanze de mis piernas , hoy coinzidi con emilio el hombre radioctivo y tambien me conto la misma buena impresion que te he leido

    1. Miguel

      Hola Emilio,

      La próxima vez te digo algo. El otro día es que el grupo se escindió demasiado pronto y no dio tiempo a decir nada. Lo bueno de los cambios de ritmo es que cada uno lo debe hacer a su ritmo, nunca mejor dicho.

      Saludos.

Los comentarios están cerrados.