Bajo mínimos

Estamos bajo mínimos en Pradolongo. Tanto Emilio II, como Joaquín, como Quique están de “baja” por diversos motivos.

¡¡¡Mucho ánimo Quique!!!

Así que hoy cuando he llegado al punto de encuentro me encontraba más solo que la una. He empezado la marcha resignado a correr en solitario y al poco me he encontrado con Emilio, poco después con Ninfa, así que al final he corrido acompañado casi todo el trayecto.

La idea era dar una primera vuelta tranquila, como casi siempre, y una segunda vuelta algo más rápida. Y eso es lo que he hecho, pero en la segunda tampoco me he matado, he seguido un buen rato parloteando con Emilio. Luego, cuando éste se ha marchado a casa sí he apretado un poco, haciendo un par de kilómetros a ritmos cercanos a 4:30. Y es que tengo que acostumbrarme a rodar a esos ritmos si quiero mejorar mi marca de maratón este otoño.

En total he realizado 11 km en un tiempo de 55:12 a un ritmo de 5:01. Bastante contento porque parece que el problema de rodilla ha sido sólo el golpe, que no hay nada muscular.