No es para tanto

Fui el miércoles con los resultados de la resonancia del que se desprendía que tengo la rodilla hecha fosfatina y el traumatólogo le restó importancia después de una exploración manual de la rodilla. Me mandó diez sesiones de rehabilitación y unas pastillas llamadas Condrosulf a tomar durante tres meses. Ni siquiera me dijo que dejara de correr.

Ayer jueves fui a la primera sesión de rehabilitación y aquí sí me aconsejaron que no corriese hasta el lunes como mínimo para ver cómo evolucionaba la rodilla. Así que haré caso de esta recomendación y esperaré hasta la semana que viene o incluso lo mismo paro hasta la maratón. Habrá que esperar la evolución como me comentó.

Es curioso que la rodilla no me duele cuando estoy descalzo, así que se me está pasando por la cabeza volver a intentar correr descalzo o con minimalistas. Este año no tengo la espada de Damocles que tuve el año pasado con la maratón de New York, ahora no tengo prisa, por lo que podré efectuar la transición más despacio. Ya estoy expectante ante esta nueva oportunidad.

Mientras tanto, quizás coja la bici este fin de semana para no estar completamente parado. No sé si desempolvar (y lo digo en sentido literal) la flaca, que lleva muchos años colgada del tendedero y sin uso, aunque reconozco que todavía me sigue dando miedo montarme.

4 comentarios en “No es para tanto

  1.  Javier BM  (@iSchumi_)

    Pues anímate y nos marcamos unos km descalzos, a mi me han confirmado que mi técnica es buena y que puedo ampliar la distancia, que pruebe hasta con 2 km. Yo agradezco cantidad esto de ir descalzo.

    Me alegro que no sea para tanto, ya te lo dijimos, cada medico es un mundo y los hay muy tremendistas.
    Un saludo Miguel!

    1. correresmireligion Autor

      Hola Javier:

      Pues anda, seguro que nos encontramos por el parque. Como ya probé el descalcismo el año pasado, ahora voy a probar con unas minimalistas. Pero muy poco a poco.

      Saludos.

Los comentarios están cerrados.