Vida nueva

Después de unos cuantos años trabajando, mi empresa ha decidido prejubilarme ¿y quién soy yo para contradecir a mi empresa? Así que a partir de ayer, 1 de diciembre, mi vida a dado un giro importante. Se acabaron los madrugones, se acabaron los atascos… y se acabó entrenar de noche. Lo siento por mis compañeros «nocturnos», pero no hay parangón entre salir a correr con la luz del día que correr de noche por el parque, sobre todo en invierno.

Con algunos de mis compañeros y compañeras prejubilados

Hoy ha sido el primer día que salgo a correr de día siendo un día laborable y he tenido la suerte de ir acompañado, ya que algunos siguen trabajando, pero por la tarde y, por lo tanto, entrenan por la mañana. Muchas gracias a Quique y a Miguel por acompañarme.

Salí a correr el sábado e hice 12 km y el domingo hice 16 km y me he dado cuenta que no estoy para correr dos días seguidos porque acabé con molestias en el talón derecho, molestias que llevo arrastrando desde el mes de abril. Debido a esto he pensado en correr en días alternos, de tal modo que hay semanas en las que correré martes, jueves y sábado y otras lunes, miércoles, viernes y domingo.

¿Y por qué se me ocurrió el domingo hacer 16 kilómetros? Porque con motivo de mi desvinculación con la empresa a los compañeros no se les ha ocurrido otra cosa que regalarme la inscripción para la maratón de Sevilla y no me queda más remedio que hacer algunas tiradas largas, aunque no serán tan largas como otras veces que llegué a hacer tiradas de 30 km. Creo que como mucho llegaré a 25… y ya veremos.

Casi se me olvidaba decir que hoy salí acompañado de Quique y Miguel y bajamos al Parque Lineal. Como Miguel anda recuperándose de una lesión, fuimos muy despacio, por lo que completamos 10 km en un tiempo de 55:25 @ 5:29 min/km. A él le venía bien un ritmo tranquilo y a mí también, que aún me dolía un poco el talón.

¡Ah! Y otra cosa, el domingo me subí a la báscula y marcaba 71,5 kg, así que ya puedo ir controlando la ingesta de comida que tengo que llegar a Sevilla por debajo de 68 kg. Hacía años que no estaba tan gordo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *