Archivo de la categoría: Fisioterapia

Más fuera que dentro

El jueves 12 de abril fui a la fisio porque me seguía doliendo el glúteo y detrás de la rodilla. Se enfocó en el tema del glúteo y me dijo que no parecía una hernia discal, ni que tampoco fuese ciática. Eso es un alivio, pero las molestias siguen ahí.

Salí a probar hoy, nueve días después del último entrenamiento, para ver si las molestias me pudieran permitir participar en la maratón y la experiencia fue poco satisfactoria. Ahora mismo creo que tengo muy pocas posibilidades de poder acabar la carrera y quedan cinco días para la prueba.

Di una vuelta a Pradolongo, tratando de ir a mi ritmo, por lo que pronto me quedé solo. Lo preferí, mejor ir a mi ritmo que no obligado. Según iba corriendo veía que aquello no mejoraba, así que lo dejé poco antes de acabar la vuelta. Mal asunto.

Sobrecarga

Hoy he ido a visitar a Josefa después de casi una semana lesionado. Cuando he ido sólo tenía ligeras molestias, pero sobre todo lo notaba cuando subía una rampa. Me resultado curioso que lo que empezó siendo un dolor en la parte interna del gemelo, justo donde se une al tendón, al final me dolía en la parte de arriba, en la parte externa. Afortunadamente, no parecía rotura ya que no he visto nada rojo en ningún momento.

Josefa me ha comentado que era una sobrecarga y parece bastante razonable. Se empieza a ejercitar los músculos de distinta manera y si no te controlas, al final cargas los músculos y/o tendones más de la cuenta. Y eso es lo que ha debido pasar. Por lo menos la cosa ha sido de poca monta.

Lo peor es que voy a tener que olvidarme del descalcismo, porque veo que se me echa el tiempo encima. Parece que no, pero la maratón de NY está cerca y si sigo con los pies desnudos, me parece que al final no voy a conseguir ni una cosa ni otra. Así que me temo que dejaré estos experimentos para el año que viene, o al menos hasta que vuelva de la gran manzana.

Después de la sesión de fisioterapia

El miércoles estuve visitando a Josefa, la fisioterapeuta a la que voy de vez en cuando. Y no es que estuviese lesionado, pero de vez en cuando viene bien que te estiren los músculos a conciencia, aunque a veces estira tanto que parece que te vas a romper algún músculo. La idea es ir cada mes y medio, más o menos, a realizar una sesión de este tipo.

Ayer jueves no salí, aunque es lo habitual. Preferí ir de celebración antes que ir a correr, por lo que dejé a mis compis más tirados que una colilla. A cambio, hoy me ha tocado salir solito.

En total he realizado 10 km en un tiempo de 51:10 @ 5:07/km. Una primera vuelta tranquila y una segunda algo más rápida, con ritmos cercanos a los cinco minutos por kilómetro.

Estoy lesionado :-(

Hoy he estado en Jadraque. Sospechaba que no iba a poder completar la media, porque llevo desde el sábado 21 lesionado (contractura en el gemelo externo de la pierna izquierda) y aunque el viernes estuve visitando a Josefa, la fisioterapeuta, y me hizo un buen apaño, no ha podido ser.

Llegamos a Jadraque un buen grupo de gente, nada menos que doce personas, con la idea de hacernos con un jamón y media docena de botellas de vino. Para ello habíamos formado un equipo mixto con corredores de MaraTI+D y unos cuantos Prodolongueros. Y menos mal que éramos 12 porque el premio se lo llevan si llegan 10 a meta. El caso es que echando cuentas, a lo mejor sale más barato comprar el jamón y no tener que desplazarse hasta allí. Veamos, 12 personas a 8 € de inscripción totalizan 96 €, que da para un jamón en condiciones aunque, bueno, lo importante es correr, ¿no?

En Jadraque 2011 con el jamón
En Jadraque 2011 con el jamón

El equipo mix al completo
El equipo mix al completo

Me dan buen rollito

Este calorazo que está haciendo estos días, totalmente inusual en estas fechas me está dando buen rollito porque es imposible que en pleno mes de abril se mantengan estas temperaturas veraniegas (había 28º en el termómetro de la marquesina al terminar el entrenamiento). Eso quiere decir que las temperaturas van a bajar seguro y que el día 17 va a hacer un día inmejorable para correr… optimista que es uno.

Hoy he salido a las once de la mañana y el calor pegaba de lo lindo. Bien pertrechado con una gorrita, he salido con intenciones de hacer unos kilómetros al ritmo que pienso llevar en la maratón, entre 4:40 y 4:45.

Entre el calor y que el circuito de Parque Sur es durillo, algunos kilómetros que ha costado mantener el ritmo, pero creo que puede ser un ritmo aceptable para la gran cita. Más o menos como el año pasado.

He dado cuatro vueltas a Parque Sur totalizando 13 km en un tiempo de 1:03:02 a un ritmo de 4:50, habiendo hecho la primera vuelta de calentamiento y el último kilómetro de «enfriamiento». Esos nueve kilómetros intermedios a posible ritmo de maratón han salido a 4:40.

Hoy la báscula me ha dado una mala noticia. He vuelto a pasar al escalón superior. Marcaba 68,3 kg. Mal asunto que en los momentos que menos debo pesar, más marca la báscula. Lo curioso es que después de correr el peso ha bajado a 66,6 kg, por lo que he perdido 1,7 kg, es decir, más de kilo y medio sólo en sudor. No quiero ni pensar lo que puedo perder en una maratón.

Suelo visitar a Josefa, la fisio, días antes de la maratón para que me deje las patas en condiciones. Unos buenos estiramientos y algunos dedos bien metidos me dejan listo para la maratón. Ayer viernes la hice una visita, aprovechando ya de paso para que me tocara un poco la rodilla a ver si mejora.

Trabajo perfecto

No tenía pensado salir hoy ya que ayer estuve en la fisio a que me tratase la lesión; no obstante según iba pasando la mañana me iban entrando ganas de salir… y he salido y la verdad es que me he encontrado francamente bien durante los seis kilómetros que he recorrido. Además hacía un día verdaderamente primaveral que invitaba a salir.

He tratado de ir controlando para no ir demasiado deprisa y he tardado poco más de 32 minutos en recorrer los seis kilómetros. No me puedo quejar, sobre todo porque no me ha molestado la lesión. Creo que Josefa ha hecho un buen trabajo. Diagnóstico: sobrecarga en el gemelo. Dice que lo tenía muy, muy tirante.

Confío en poder entrenar con regularidad de ahora en adelante y olvidarme de la lesión. Ahora mientras escribo estas líneas me encuentro francamente bien.

Esguince en el ligamento anterior

Hoy he estado visitando a Josefa, la fisio. Cuando hablé con ella me comentó que podía ser una sobrecarga, pero en vivo y en directo me ha diagnosticado un esguince de grado I en el ligamento anterior.

Todo intrigado, después de la sesión, he buscado en internet que podía ser eso del ligamento anterior y creo que puede ser un esguince en el ligamento tibioperoneo anterior.

Hielo, ejercicios de andar de puntillas y con los talones y levantar las puntas de los pies con algo de peso, tirando del dedo pequeño.

Esperaré hasta el fin de semana para comenzar a trotar como me ha aconsejado Josefa.

Buen trabajo

El miércoles estuve en el fisio del trabajo. Me metió bien los dedos en la contractura y el jueves tenía la pierna muy dolorida, por lo que decidí no salir y dejarlo para hoy viernes. Ya me dijo el fisio que me iba a doler y razón que tenía.

He salido algo tarde, pero me he encontrado con Miguel y Ninfa, por lo que no he corrido solo. Ya se notan los días un montón, hemos acabado casi a las nueve y ya era de noche. De hecho ya hemos hablado de quedar a las siete de la tarde.

Después de hacer unos cuantos kilómetros tranquilos, en los últimos tres he apretado un poco para ver si molestaba la contractura, pero no he sentido la menor molestia. Todo perfecto, el fisio ha hecho un buen trabajo. Ahora espero no recaer.

He dado las dos típicas vueltas a Pradolongo, aunque hoy por algún motivo desconocido, el forerunner ha marcado algo menos. Según este chisme, el recorrido total ha sido de 9,55 km en 49:32 a un ritmo de 5:11/km.

Diadora Mythos Star II

Llevaba tiempo pensando en cambiar de zapatillas. Estuve buscando por diversos sitios algunas zapatillas pero no me convencían demasiado. Así que opté por la mejor solución. Fui directamente a Bikila, en la Avda. Donostiarra, comenté lo que quería y en pocos minutos tuve en mi pie unas bonitas Diadora Mythos Star II que me venían como un guante. Hay que reconocer que Bikila es algo caro, pero tienen un surtido alucinante y los vendedores saben lo que tienen entre manos. Recomendable si no quieres dar demasiadas vueltas tras unas zapatillas.

Diadora Mythos Star II
Diadora Mythos Star II

Que no se diga que la foto que he hecho a las zapatillas no parece profesional…

Una vez dado el primer paso, quedaba un segundo, que era ir a Josefa para que me metiera mano en el gemelo, ya que la lesión que me hice el 10 de agosto todavía persistía. Según parece tengo una pequeña contractura, pero que me puede permitir trotar sin muchos problemas. Después de la sesión, hielo y siempre, estiramientos antes y después de correr.

Un par de horas después de pasar por las manos de Josefa, salí a trotar a Pradolongo para ver cómo me encontraba. Y la verdad es que las sensaciones no eran buenas del todo. Tenía el gemelo dolorido por haberme metido los dedos y me costaba rodar por debajo de 6:00/km. Además hacía mucho calor. Total, un horror. Según iba corriendo pensaba en que dos meses antes podía correr a menos de cuatro minutos el kilómetro y ahora iba dos minutos más y a Dios gracias.

No se trataba de hacer gran cosa, por lo que me he contentado con hacer una vuelta a Pradolongo, totalizando 5 km en un tiempo de 30:09. Lo mejor es que las zapatillas no me hicieron ninguna rozadura ni me provocaron ampollas. Una gran elección.

Lo mejor vino después, porque al terminar me encontré con Miguel y Ninfa que estaban recibiendo unas clases magistrales de gimnasia de Isabel y me apunté. Luego terminé pagándolo.

Ahora es el otro

Si la semana pasada me molestaba el tendón de Aquiles derecho, hoy era el izquierdo. Tampoco es que me molestara mucho… Luego, después de correr, he ido a casa de Josefa la fisio para que echara un vistazo a los tendones. Y así era, parece que tenía peor el izquierdo, aunque la pierna derecha estaba más tensa. Decía que tenía un derrame en la zona donde el tendón se inserta en el pie. Ha estado metiendo los dedos en esa zona y me ha dicho que me ponga hielo y que haga estiramientos, cosa que ya iba haciendo. Y es que el hielo es un potente antiinflamatorio.

Antes de ir a la fisio, he ido a correr para ver mejor donde me molestaba y como la cita era a las 8:14 he salido antes de lo normal y he dado dos vueltas a Pradolongo tranquilamente, totalizando casi 11 km en un tiempo de 58:07 a un ritmo de 5:19/km.